Y pronto olvidarás el fugaz placer que encontraste entre sus piernas.

sábado, 23 de julio de 2011

Forma parte de tu vida.

Al crecer aprendemos que incluso quien menos se suponía que nos defraudaría probablemente lo haga. Te partirán el corazón, seguramente más de una vez, y cada vez es más duro. Tú también romperás corazones, así que acuérdate de cómo te sentías cuando alguien te lo rompió a ti. Te pelearás con tu mejor amigo e incluso puede que te enamores de él. Culparás a tu nuevo amor por cosas que hizo uno anterior. Llorarás porque el tiempo pasa demasiado rápido y tarde o temprano perderás a alguien cercano.
Así que haz muchas fotos,
ríete mucho, y ama como si nunca te hubieran herido, porque cada 60 segundos que pasas enfadado o molesto es un minuto de felicidad que nunca recuperarás.
Creo que todo ocurre por una razón: las personas cambian para que puedas aprender a dejarlas marchar, las cosas salen mal para que puedas apreciarlas cuando salen bien, te crees mentiras para que tarde o temprano no aprendas a confiar en nadie sino en ti mismo y... algunas veces las cosas buenas terminan para que algo mejor pueda empezar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario